Cuando queremos empezar a cambiar nuestros hábitos y querer tener un estilo de vida saludable, la alimentación es clave para poder alcanzar esos objetivos, sin embargo tenemos que combinarlo con nuestra rutina diaria, ir a trabajar, estudiar, hacer ejercicio, deberes del hogar, compartir con nuestra familia y seres queridos, entonces cuando sentimos que ya el día no nos alcanza, ¿ qué hacemos ? comprar comida chatarra  (que es barata)  o comprar en  restaurantes de buena calidad (que es caro y no sostenible para nuestra billetera) y cuando nos damos cuenta, o no estamos comiendo sano o nos quedamos sin dinero mucho antes de que llegue la quincena  ¿ identificado (a) ?

Yo vengo a darte 5 consejos para que de una manera estratégica, sencilla, económica y que no  te consuma muchas horas al día empieces a  preparar los alimentos en tu hogar y así poder comer saludable en la oficina o en donde te encuentres la mayor parte de día.

El comer saludable es un INVERSIÓN, por ende, sacar un par de horas el domingo para alistar ciertas cosas, nos va a reintegrar a nosotros y nuestros seres queridos muchos años de salud y bienestar.

El Meal Prep se puede hacer en equipo, unos lavan los otros pican, otros acomodan, ¡no tenga miedo de ponerse creativo!  Ponga música, baile, cante, para que ese ratito se pase bonito, especialmente porque nos va a ayudar a sentirnos mucho mejor al comer esa comida tan sana y rica.

  1. Picar Olores con tiempo: a muchos nos gusta cocinar con cebolla, chile dulce, culantro, ajo, pero cuando los vemos ahí en la refri, nos  da pereza lavarlos y picarlos solo para cocinar esa vez y tener que hacerlo todos los días,  entonces lo que mi madre siempre ha hecho (y ahora yo) es picar bastantes olores una vez por semana  (ella a mano yo con triturador jeje) y mantenerlos en un recipiente de vidrio, así tengo olores listos para toda la semana.

 

2.Arroz Integral: Siempre lo dejo remojando en un recipiente con tapa en la mañana cuando me voy al trabajo, para cuando regreso ya está listo para lavar y cocinarlo (con olores que ya tengo listos  wink!☺) lo dejo haciendo mientras busco mi merienda con cafecito.

 

 

Esa primera noche se puede dejar en la olla arrocera, sin embargo al otro día ya hay que guardarlo en la refri,  entonces de ahí tengo para cenar y almorzar varios días, como es integral dura menos que  el arroz blanco, por ende si por alguna razón no vamos a terminarlo pronto, es mejor que siempre esté refrigerado y cuando lo vayamos a comer, podemos licuar culantro, apio, espinacas para hacer una tipo salsa, calentamos el arroz en un sartén (con poquito aceite) le echamos la ¨salsa¨  que hicimos y tendremos un arroz verde delicioso y así lo terminamos de gastar.

 

3.Una ¨Fresquita¨ para la Ensalada: Yo las conozco con ese nombre, pero es como un recipiente que tenga tapa, y escurridor, el de mi casa es grande y rectangular, me imagino que se puede conseguir de muchos tamaños. Esto nos sirve para guardar los vegetales ya lavados y picados (hojas de lechuga, tomate o pepino en rodajas, zanahoria rallada, cuadritos de remolacha, etc.) para tenerlos listos cada vez que vayamos a comer o cuando alistamos el almuerzo para el otro día.

 

4.Utilizar vidrio para guardar: Cuando hago mi meal prep por adelantado, trato siempre de hacer no solo para una porción, si no para varias comidas, entonces he notado que si preparo salsas, batidos, aderezos, sopas, se mantienen por más tiempo en vidrio que en plástico, entonces re utilizar frascos, lavarlos bien y rotularlos con cinta, me ayuda a saber qué es lo que contienen y guardarlo para otros días.

 

 

5.Congelar frutas o vegetales: A veces por estar ocupados (as)  se nos olvida consumir ciertas frutas o vegetales  y cuando nos damos cuenta ya casi se nos ponen malos entonces congelarlos es una buena opción para no botarlos y usarlos más adelante, por ejemplo los tomates, se pueden cortar y guardarlos en una bolsita en el congelador entonces un sábado los podemos descongelar y hacemos una sopa de tomate,  de igual manera podemos separarlos en bolsitas individuales con las frutas y hortalizas de nuestra preferencia y así tener los batidos listos de toda la semana.

 

 

Espero que estos consejos de sirvan para así mantener el estilo de vida saludable que tanto añoras,  comer saludable es uno de los actos de amor más importantes que puedes hacer por ti mismo (a)  no dejes que el ¨no tengo tiempo¨ o  ¨qué pereza¨   se interponga en tus sueños.

Mi Biografía: Mi nombre es Sharon Chinchilla, tengo 34 años y soy Health Coach, amante de la buena comida, café, libros, viajes, familia y de una buena tertulia.  Fui adicta a la comida chatarra, también comedora compulsiva y emocional por muchos años de mi vida, hasta que dije: ¡tiene que haber algo más! la comida y la ansiedad no puede seguir controlando mis días…así que tomé un camino diferente, un camino lleno de amor propio, con hambre pero de conocimiento y aquí estoy, lista para poder compartirlo con los demás para que juntos encuentren el balance que tanto buscamos para poder vivir plenamente.