Hoy iniciamos con este espacio de colaboración que también es de ustedes; nuestra primera colaborada frutal Hilda Sanabria nos escribió este lindo post;

 

“La sociedad nos ha impuesto muchas falsas creencias con respecto a la salud y al arte, pero yo creo que esto está cambiando.

Como consumidora de antidepresivos y ansiolíticos (estos últimos ya los dejé), logré darme cuenta de la enorme cantidad de personas a las que se nos prescriben estos fármacos; está claro que es un tema delicado y en algunos casos llega a ser necesario su consumo, pero también es cierto que no se nos debe dejar de recordar que podemos dejar de tomarlos si cambiamos nuestro estilo de vida.

Yo fuí afortunada de no estar lo suficientemente adormecida con los fármacos para lograr desear mi independencia de ellos y fué ahí donde empecé a investigar y donde me topé con lo siguiente: si DESEABA lograrlo NECESITABA CAMBIAR mi vida, comencé a buscar opciones además del gimnasio por que me parecía aburrido y encontré la danza que, en su momento, me ayudó mucho y luego el yoga que me ha ayudado demasiado.

El cerebro cuando no produce la cantidad regular de químicos puede llegar a producirla haciendo modificaciones del día a día, en especial cuidando la alimentación y haciendo suficiente actividad física.

Una parte de mí siempre ha buscado otras formas de expresión además de la verbal, fué así como, al no lograr esa facilidad verbal me encontré con la fotografía, de la cual disfruto mucho hasta el día de hoy y más tarde me interesé por las artes plásticas.

Sé que existen más personas que han pasado por lo mismo que yo o incluso que lo están pasando y también sé desde mi experiencia, que el arte es o puede llegar a ser un enorme apoyo para los demás.

Es normal, mas que todo en estos tiempos, hablar mucho y no expresar nada de lo que necesitemos expresar y necesitamos recordar la importancia que existe de hacerlo, todos los días, tal vez esa ansiedad no me lleve a los ataques de pánico, pero sí me pueden generar diferentes enfermedades a nivel físico.

El arte no es un lujo, es una necesidad, así como lo es la alimentación, y el arte no es únicamente pintar, existen muchas otras ramas, como el teatro, la danza, el circo, cualquier práctica en que se nos invite a crear con libertad y a pensar menos; es algo más de amor propio, de comprender que ponerse a uno de primero no es un acto egoísta.

 

Por eso decidí dedicarme al arte y compartir, tanto mi experiencia como mis conocimientos, más que como un medio para generar ingresos, como un respiro de alivio, inspiración y apoyo para los demás y para mí misma.

 

Agradezco mucho a Aventuras Frutales por haber abierto una oportunidad para que muchos lográramos expresarnos y dar a conocer a lo que nos dedicamos.”

Datos personales:

 

Hilda Sanabria Azofeifa

26 años

Fotógrafa y artista plástica en Hilda Sanabria Art (facebook e instagram)

Instructora de yoga

Pronto daré mi primer taller de pintura en Moravia, Los Colegios (21 febrero)

Para comunicarse conmigo vía whatsapp 8328-0189